lunes, 23 de diciembre de 2013

II Urban Christmas Running




Madrid, 21 de diciembre de 2013 – 10:30 horas

Hace un año, a los entrenadores personales de Personal Running Antonio Pastor (Chiqui), José Pablo Rodríguez (Viti) y Daniel Rodríguez se les ocurrió organizar la I Urban Christmas Running en Madrid. Nos juntaron a 50 corredores, que con camisetas de color naranja y gorros de Papá Noel recorrimos las calles más céntricas de la ciudad corriendo y felicitando la Navidad a todos los que nos encontrábamos por el camino.

El objetivo fue recoger alimentos para donarlos posteriormente a la Fundación Santa Lucía de Cáritas Madrid.

En 2013, la II Urban Christmas Running ha ido a más, en  parte porque el año pasado hubo mucha gente que se quedó con las ganas de participar, y nos han juntado a 100 corredores. Esta vez llevábamos camisetas amarillas de Taymory y el apropiado gorro rojo.
Para asistir, el único requisito ganas de pasarlo bien y traer algún juguete nuevo para colaborar con la campaña solidaria Un juguete una ilusión, creada en el año 2000 por Radio Nacional de España y la Fundación Crecer Jugando. Este año el objetivo ha sido pensar en los más pequeños, que no entienden de crisis, gobiernos, sueldos… pero sí saben muy bien que hay un día señalado en el que los niños reciben juguetes de ese gordito de rojo llamado Papá Noel y es muy triste que se queden sin un juguete.

El lugar elegido los dos años, ha sido el parking de la Casa de Campo. Aquí deberían poner una placa como lugar de quedadas de runners porque a lo largo del año pasamos un montón de mañanas aquí.
Algunos, hemos vuelto a repetir esta gran experiencia, como Anabel García, Javier Moraleda, Naiara Cambas, Gonzalo Rincón, José Crespo. Otros son nuevos esta vez. Vienen con ganas de conocer qué es esto como Pilar, Susana y Anabel Izquierdo, Antonio García.



 
Tras la presentación de la mañana y la entrega de las camisetas, Chiqui explica el recorrido y señala que aquí no hay grupos. Los kilómetros son los mismos para todos y terminamos todos a la vez. Los más rápidos tendrán que esperar en los puntos señalados a que llegue el resto del grupo y todos continuaremos el recorrido, y así hasta el final que será nuevamente la Casa de Campo.























Una vez tenemos todos nuestras camisetas, calentamos en grupo y nos vamos quitando el frío de la mañana.
























Comenzamos la experiencia. Nada más salir de la Casa de Campo, al llegar a Príncipe Pío, ya empiezan los coches a pitarnos. Nos encontramos con las primeras personas asombradas de ver a tanta gente corriendo con ese gorrito rojo. En la Plaza de España, la primera parada para la foto del recuerdo. En esta ocasión cuentan con un fotógrafo, que se va a encargar del montaje de las fotos y el vídeo, que nos regalarán como recuerdo de esta mañana. Aquí ya hay gente haciéndonos fotos, grabándonos en vídeo. ¡Recorrer Gran Vía es increíble! Me parece que esta iniciativa es una buena forma de hacer ver a los demás lo divertido que es correr.
Vamos avanzando por las zonas más comerciales entre risas, charlas, saludos a los conocidos... La gente nos aplaude al vernos. Los niños nos miran con caritas asombradas. Los coches no paran de pitar a nuestro paso. Llegar a Sol y descubrir a tanta gente que de pronto nos presta atención, ¡es asombroso! Aún lo es más, escuchar a Chiqui de pronto gritar: ¿nos hacemos Arenal en un sprint? Y, sin dudarlo, nos lanzamos todos gritando y el personal nos abre paso, se coloca a los lados y aplauden y corean nuestra loca carrera. En un momento estamos delante del Palacio Real. ¡Es increíble cantar villancicos en las escaleras de la Almudena, con el Palacio delante y un montón de gente que se dedica a tirarnos fotos muertos de risa! Sin duda, somos algo que se sale de lo normal de lo que se ve por estas calles un sábado por la mañana. Aquí podéis ver el Vídeo de Personal Running para haceros una idea de todo.


Llegada a la Casa de Campo, tras casi 10 kilómetros desde que empezamos, y avituallamiento en toda regla: jamón, lomo, aceitunas, patatas, gominolas, bolitas de chocolate… ¡Así da gusto correr!
 

Y aún hay más. Por supuesto, sorteo de camisetas, productos energéticos, naranjas de Naranjasconsabor que siempre apoyan a los corredores.
 


No faltó ni la perra corredora, Molly, que no estaba dispuesta a quedarse sin su ración, también había completado el recorrido.


Y terminamos la mañana, con ganas de que pase otro año para volver a reunirnos y recorrer Madrid, con el objetivo que sea pero colaborando con quienes lo necesiten. Desde luego se puede decir que el #runningsolidario ha nacido para quedarse y Chiqui, Viti, Dani y algunos más estamos empeñados en darle cada vez más voz.
























Próxima parada, la San Silvestre Vallecana. ¡No queda nada para terminar 2013, aprovechad estos días que quedan, se pueden hacer aún un montón de cosas!
Saludos, abrazos, besos,

María Caballero
@MCG66Madrid










martes, 17 de diciembre de 2013

Mi primera vez en la Media de Villaverde y #MMP




Villaverde, 15 de diciembre de 2013 – 9:00 horas
Es la primera vez que me planteo correr esta Media. Me lleva a inscribirme que la hora de inicio de la carrera serán las 10 de la mañana. Unas semanas después de hacerlo, la organización anuncia que será a las 9. Ya me fastidia un poco este cambio. Llegar a Villaverde, pese a estar relativamente cerca, me lleva más tiempo en transporte público del que me apetece dedicarle a ninguna prueba. Por testaruda, por lo de no dejar sin luchar ningún objetivo y porque van buenos amigos decido, sin ganas, estar ahí de todas formas.


¡Cómo puede cambiar todo en unos instantes! Antes de ver el lugar de entrega de dorsales ya escucho a Luis Blanco, de A tu Ritmo, con la misma energía de siempre, dando los buenos días, agradeciendo que estemos este domingo aquí y anunciando que dará el relevo del micrófono por un rato para correr la Media. Eso, y la buena música que siempre pincha, van cambiando mi ánimo. Una vez aquí, ¡vamos a luchar la prueba y a disfrutarla!























Intento localizar a los compañeros Drinkingrunners y noto que me agarran del brazo, es Alejandro Peiteado. Este hombre, de voz bonita, siempre está feliz, y lo contagia.

Al rato aparece Rai Zárate que ya tiene localizados a los Javis Álamo y Pintos y a Miguel Lanzas, también está Mos Alonso de 400 metros. Charlando descubrimos al lado a Manuel González y poco tarda en unirse José Luis (@Johnny_ofi). ¡Pues nos hemos reunido de lo mejorcito del running aquí esta mañana! Pronto nos separamos, cada uno a lo suyo, a calentar, dejar las bolsas.
Los baños del Auditorio del Espinillo son de peli de terror. Se nota que somos pocas chicas. La cola de los hombres ¡interminable! Yo entré sola al de mujeres. Dejando la mochila en el ropero me encuentra Héctor, el novio de Alicia. Es su primera media y no está nada nervioso, como que pasaba por allí…

Calentando, veo a Rai ya en su mundo y eso que hoy él no va a forzar ni a luchar marca, pero su cabeza ya la tiene programando su carrera. Charlando con José Luis, llega Manu, Gacela de Justicia y los dos se van a calentar.
Aparece Tomás Soria, al que por fin pongo cara. Él me reconoció en la cola de los baños de la carrera Ponle Freno y yo ni me enteré, me lo dijo más tarde en Facebook. Juntos nos colocamos en la línea de salida. Muy bien situados. Esta mañana tengo miedo de quedarme descolgada, más desde que una de las gacelas comentó que era una prueba con gente de nivel. No paramos de charlar hasta que escuchamos a los de A tu Ritmo que van a pinchar la música que la gente ha elegido para justo antes de la salida. Los dos nos metemos en esa especie de autorreflexión que sufrimos todos los corredores y se instala el silencio.



¡No me lo puedo creer! Suena “Agradecido” de Rosendo: no te lo pienses más, baja la guardia y mira atrás, nadie te va a alcanzar, no tienes rival, no tienes rival… Vuelvo a la época de instituto. A esos conciertos que empezaban con el grito de “Rosendo carabanchelero”. Tenía que ser él, quien me diese el empujón de luchar la marca sí o sí. Si llegan a poner “Maneras de vivir” me pierdo. Ese lema de tanta gente en nuestra juventud que nos servía para justificar casi todo lo que no les gustaba al resto.
Preparados, listos… ese pistoletazo me da una seguridad que ni imagino.

El kilómetro 1 a 5’20”, el 2 un poco más ajustada a los 5 minutos. Alegría al escuchar gritar mi nombre a Rafa Kaprus que me pasa como un rayo y me da un beso. La gente va rápido de verdad, y estamos hablando de una media. Se nota el nivel y la experiencia en esto de competir. Toda la gente muy ordenada, sin estos pases de lado a lado de los novatos. Me va gustando lo que veo delante. Me saluda Valentín González que sigue su camino. Descubro que nos hemos metido en el Parque Lineal del Manzanares y a esto no estoy acostumbrada. Muy al estilo de David Menéndez y Miguel Matías, tierra, piedras, barro, hojas putrefactas ¿qué hago yo aquí, la reina del asfalto? Y tiene pinta de que continuamos por estos derroteros, ya corremos por el kilómetro 3. ¿Y que hace una chica urbana? Pues pegarse con todas las ramas bajas de los árboles, menos mal que son flexibles. Me empieza a preocupar el hielo del suelo y el terreno en general. Veo que todo el mundo va disparado y me contagio. Es bonito ver, en el  kilómetro 4, la carrera avanzando delante de unas gradas. Esos colores animan hoy el parque. En el kilómetro 5 paso de avituallamiento, demasiado pronto y agradezco que hoy la gente lleva las normas mejor aprendidas, apenas unas botellas tiradas en la carretera, algunos compañeros incluso las depositan en los contenedores.
En el kilómetro 7, por puro instinto, me lanzo a forzar el ritmo, tengo que recordarme que es una media y que no termino en breve. ¡Preciosa la carrera unida en dos filas! Los avanzados están en la parte alta del parque y abajo los que vamos algo más lentos. ¡Qué subidón ir viendo a Mos, Rai, Chema Martínez, Johnny, Miguel Ángel que gritan mi nombre desde arriba! Nunca os agradeceré lo suficiente estos gestos, que parecen tan poco pero que dan tanta seguridad. Unos me preguntan si soy famosa porque todos los de arriba me conocen. Una vez arriba, veo que de quedarme descolgada nada. Mucha gente detrás y la que no consigo ver porque avanzo y pierdo el final de la carrera. Así estamos varias vueltas viendo avanzar los kilómetros acompañados del barro, y del hielo. En el kilómetro 9 paso a una chica que lleva las alitas rosas #mujeresquecorren, no me suena haberla visto antes. Pasamos por debajo de puentes con suelo empedrado. Corremos sobre un minipuente con el río debajo. Toda la variedad de terrenos en esta prueba. Si quiero también puedo correr sobre hierba, helada claro.
Pese a todo voy contenta, segura y rápida. Entre Rosendo y ese aquí la gente tiene mucho nivel me he propuesto jugármelo todo. La verdad que voy más entera que en carreras de 10 ¿será el terreno? En el avituallamiento del 12 y medio sólo quiero el agua para mojarme las manos y la cara, ¡increíble el calor que llevo y no tengo ni sed! Un traguito y a seguir En el kilómetro 13 me empiezan a sobrar los guantes, el pañuelo del cuello y la camiseta de manga larga. Un señor que pasea por el parque me anima: ¡venga guapa! Precisamente, guapa, ya no voy, pero igualmente lo agradezco. Los más veteranos van transmitiendo cómo serán los siguientes kilómetros. Esta gente que lleva todo el recorrido en la cabeza y dice en qué momento hay cuesta, dónde ese repecho que mata… es de gran ayuda si no conoces la prueba. Parece ser que a partir del kilómetro 14 empieza lo bueno, ¡rock and roll señores!, debe ser que lo de antes no ha sido nada. Salimos a la ciudad. El asfalto nos recibe. Poca animación de gente. Eso sí, las mujeres volcadas conmigo. Vuelvo a revivir el maratón de Madrid. ¡Esos gritos que quitan cansancio al instante! En este tramo, ya son casi todo hombres los que me rodean. Con la carretera bajo los pies, sin la inseguridad de un patinazo del otro terreno, me veo con fuerzas para quitar el freno. Hago los cálculos necesarios y sí, hoy puede ser un gran día.
En el kilómetro 17, toca nuevo trago cortito de agua. La carrera va ya muy alargada, con gente dispersa, no hay grupos. Mucho giro en calles que rompen el ritmo y atizan en los tobillos. Llevo a una chica delante. Va luchando todo lo que puede. De repente nos encontramos agrupadas cuatro personas. No veo buen ritmo y de golpe aparece gente que va rápida, con fuerza y frescura. No lo dudo, ese es el ritmo que quiero a partir de ahora. La chica se queda descolgada, no aguanta el empuje. A partir de ahí sí que corro al límite, he medido mis fuerzas y las tengo. En el kilómetro 19 unas abuelitas en la acera comentan: ¡pero mira cómo va ésta, morena que vas lanzada! Y esa es la expresión. Raúl @Korrecaminos dice que iba ¡como un tiro! Las mujeres se vuelcan, vuelvo a escuchar lo de: ¡mira todos los que llevas detrás! y a otra decir: ¡vamos esa chica Drinking! Un corredor al lado me dice: no tendrás queja, las tienes a todas volcadas. En ese punto sigo siendo la única mujer. En el 20, alguien muy vestido de negro, con gorro y gafas, grita mi nombre. Saludo pero ni idea de quién es. El gran Raúl que hoy ha dejado las zapas y ha venido con la cámara! Me entero horas más tardes en twitter. Pedro Arellano me reconoce y se coloca al lado para preguntarme cómo voy. ¡El final es de vértigo! Un repecho muy traicionero y la Meta, ahí, al alcance de la mano y no se deja conquistar, ¡está arriba de la cuesta!. Entro como en una de 10, poco más cansada, pero eso sí, mucho más contenta, por las buenas sensaciones y por haber conseguido mejor marca que en la media de Madrid en abril. Con mi 1:51:21 prometo estar agradecida de haberme inscrito en esta prueba.
El final de la mañana es la charla con los ya nombrados. Tener el placer de conocer a Manu Marlasca. Ver a Shinichi y, cómo no, hacernos la foto que tanto nos gusta.
Saludos, abrazos, besos, continuaré contando en breve.

María Caballero
@MCG66Madrid

Gracias a Raúl Rubio @Korrecaminos, por haber pasado frío intentando cazar a todos los que hemos corrido en Villaverde y sus 895 fotos que podéis ver en su Blog.
A Shinichi, porque es el amo de la cámara y lo fotografía absolutamente todo. Álbum Media Villaverde
Y a la Revista Run Online, por fotos y vídeos, el apoyo al running popular y por el saludo tras la meta.

























sábado, 14 de diciembre de 2013

No pienses, corre hacia el #ChristmasRun


Madrid, 14 de diciembre 2013 – 10:00 horas

El mes de diciembre se está presentando intenso, entre quedadas y competiciones veo pasar los días de forma muy animada. Espero que tengáis un poco de paciencia para leer tanta historia, todas tienen su interés particular y vendrán meses en los que en el Blog haya menos actividad.
Este es el mensaje de Navidad: nunca estamos solos. Taylor Caldwell
Vamos usando mucho la Casa de Campo, me gustan más las quedadas aquí que en El Retiro. Este sábado es frío, con sol, y con colores, alegría y calor de 200 mujeres y algunos hombres, pocos.
¡La novena quedada ya!, mucho vivido desde ese 2 de febrero. Hoy, por las fiestas que se acercan, inauguramos el primer #ChristmasRun.

Bastantes metros antes de llegar al aparcamiento de Lago, generalmente un lugar frío y sin ningún encanto, ya se escuchan las voces y las risas. Las pilas las traemos bien cargadas. Gritos al reencontrarnos con las amigas, conocidas de otras ocasiones, silenciosas no se puede decir que seamos.
Un placer volver a ver a Beatriz Núñez, Luisa Sánchez, Marta Chavero, Susana Izquierdo y de desvirtualizar a Julia Ayuso. Y a Omar Gil, que con esas barbas de San José, complicado saber qué cara tienes.
 
Difícil localizar a nadie del primer vistazo. A la que sí se la ve de lejos es a Eva Tomé, subida en un coche, cámara en mano sin perderse ni un detalle de la mañana, recogiendo hasta lo más mínimo, después todo visto a través de su cámara cobra un encanto especial. A Cristima Mitre, con sus colores llamativos, también se la descubre enseguida, y a las hermanas Sanfabio. A los mosqueteros de los Drinkingrunners, que se mueven mucho, y están por aquí esta mañana los distingo sin problema: Carlos Mascías, Alberto Barrantes y Javi Carmona. Otro incondicional es Pablo Villalobos. Y la sorpresa de la mañana: el gran Chema Martínez, que llega repartiendo sonrisas y saludos, incansable.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Seguimos ayudando a la lucha contra la leucemia, nuestra pequeña aportación es el dorsal solidario de Unoentrecienmil.org que debemos traer, ya van por 21.327 dorsales, a cambio, disfrutamos de la quedada y casi con seguridad nos llevamos a casa uno de los increíbles regalos que se sortean.
Como de costumbre, se crean varios grupos: rápidos, medios y de iniciación. Aquí todas estamos cómodas, cada una agarra el ritmo que desea para correr. En mi grupo nos reunimos más por charlar, aunque hay pruebas de que también hemos corrido: África, Belén, Almudena, Anabel, Alicia. En esos kilómetros nos ponemos al día de todo lo que nos ha pasado. Es bonito ver los diferentes grupos de colores llenando el espacio.
 
 
 
 
A modo de meta, se habían colocado Carlos Mascías (¿sigue creciendo este hombre?) y Javi Carmona (la sonrisa eterna) con una caja de bombones Lindt como premio/recompensa a nuestra carrera.
Cristina Mitre agarra el megáfono y anuncia que se acerca ¡el momento del sorteo! Tamara Sanfabio se encarga de ir sacando los dorsales y Clara Montoya releva a Eva, dispuesta a recoger con la cámara todo lo que vamos a vivir a continuación. Chema Martínez se encarga de ir leyendo el nombre de las afortunadas. Simpático, con paciencia, divertido… La mayoría ya le conocéis, es fácil coincidir con él en muchas carreras. Hoy me he vuelto a quedar sin la foto con él, el destino nos une en muchos momentos pero no en ese instante para la posteridad… Tendré que estar más rápida la próxima vez.
 





















Dos premios especiales a quienes han llegado con mejor disfraz: las uvas y San José, la Virgen y el Niño.
video
 
Entre los regalos hay de todo: masajes, libros, camisetas, dorsales para el maratón de Palma, lotes de aceites para masajes, productos L’Oréal, neceseres y un largo etc.
Casi todas las que iniciamos esta aventura de las quedadas, y alguna más nueva, nos hemos llevado regalo: Belén Delgado, África Martín, Carmen Sanz, Almudena Casas, Alicia y yo. Ana Fuertes, no, a cambio se ha ido con un montón de besos.
 
 
Al final de la mañana hacemos propósitos de vernos más para correr juntas,  deseamos poder estar en las siguientes quedadas y comentamos nuestros futuros retos como corredoras.
 
¿Ya se puede desear Feliz Navidad? Nosotras hoy hemos puesto el granito de arena para que diciembre sea un poco mejor, solidaridad y running de nuevo de la mano y qué mejor que con un montón de mujeres estupendas.
Saludos, abrazos, besos y seguimos con las zapas puestas,

 María Caballero
@MCG66Madrid

Dame tu voto ¡Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

Contador Visitas